SOBRE NOSOTROS

¿Quiénes están detrás de Honolulu Events & Weddings? Lucía y Jose, Jose y Lucía, o lo que es lo mismo, dos apasionados por la creación de eventos que un día decidieron fusionar sus conocimientos para construir un proyecto cargado de mucha ilusión.

Lucía estudió Comunicación Audiovisual y un master en Organización y producción de eventos para más adelante especializarse en protocolo y creación de bodas, bautizos y comuniones, un mundo que ya le apasionaba durante sus primeros años en la facultad. Desde entonces hasta ahora ha estado presente en diferentes eventos sociales como ayudante de producción y auxiliar de protocolo.

Es trabajadora, dulce, risueña, transmite ilusión y alegría en cada cosa que hace y se desvive para que todos los que estén a su alrededor disfruten y sonrían con ella y, por supuesto, siempre hace lo imposible para que todo salga perfecto.

Le encanta la decoración y la naturaleza, algo que heredó desde pequeña gracias a su padre, las flores y las luces. Si por ella fuera todos sus eventos tendrían una buena dosis de decoración floral y bombillitas. Piensa que eso hace que el evento sea cálido y acogedor, pero especial y elegante a la vez.

 

Jose, en cambio, estudió la carrera de Ciencias económicas y empresariales y la de Administración y dirección de empresas, posteriormente un master en Innovación y desarrollo de proyectos de negocio y otro como Profesor de economía, pero desde hace unos años también organiza con éxito eventos deportivos a nivel nacional e internacional.

Es todo corazón, detallista, constante, creativo e innovador, le gusta salirse de lo estipulado, perfeccionista en cada proyecto que desarrolla, pero, sobre todo, es pura seguridad. Siempre lo tiene todo bajo control y las personas que trabajan con él saben que si Jose está presente nada puede fallar.

También le encanta el contacto con la naturaleza y ha sido campeón del mundo en pesca… casi nada.

Es tanta la pasión que tiene por su afición y la implicación que deposita en cada evento que organiza que consigue transmitirlo y hacer que disfrutes junto a él de cada segundo del proceso.

 

La compenetración entre ellos es visible. Juntos han vivido numerosas experiencias y han recorrido medio mundo gracias a su trabajo y afición, algo que les enriquece tanto a nivel personal como profesional. Si de algo se sienten afortunados es de poder trabajar en lo que más les gusta, pero, sobre todo, de poder trabajar juntos.